web analytics

EL DELIRIO VEGETARIANO.

Doctor Alejandro Radchik, 2015

En un documental sobre el ascenso de Hitler se decía con gran sorpresa por parte del narrador, que en un día declarado como el Día de los alemanes, es decir, el día nacionalista, se comieron salchichas, pues era la comida considerada como alemana. El narrador dijo, para sorpresa de todos, que Hitler no comió salchicha, pues era vegetariano. Para un psicoanalista no resulta sorprendente, pues Hitler es diagnosticado como paranoico.
 El vegetariano dice: “Yo no como carne pues es cadáver”, como si fuera a llegar el filete como una pastilla o en retaliación porque un humano mató al animal del que proviene; luego se recurre a la racionalización alegando que la carne tiene muchas toxinas.

 

Haz clic para descargar en PDF.